26 feb. 2014

ADIÓS A PACO DE LUCÍA... (Poesía)

Se quebró la guitarra y apagó sus lamentos,
se nos ha ido Paco, entre sombras y luces...
se ha marchado despacio a celestes dormidos,
y de negro se viste el requiebro flamenco...
 

Se han quedado dormidos esos dedos de nácar,
esas manos que tiemblan entre cuerdas divinas,
se ha dormido ese gesto de desgarro del alma,
y has volado entre nubes en la noche partida
por el rayo que muere y la luz que anunciaba
una mañana inmensa de esa tu Andalucía...

Y han llorado mil ojos, y han gritado mil bocas,
y volantes prendidos de cinturas de avispa 
han parado su vuelo, y han rasgado la aurora,
los tacones sonoros se han quedado sin vida...

Adiós, Paco, hasta pronto... has helado este día,
has puesto crespón de luto a este mes que se iba
ya sin pena ni gloria, ya sin rosas ni espinas,
has puesto un llanto amargo en gargantas que gritan,
entre dos aguas penas, entre dos aguas vidas...

Adiós, Paco, adiós guitarra, adiós a ese sentir pronfundo,
a ese clamor de pueblos, a ese volar de alas,
a esas manos queridas y a ese dolor oculto...

Te has ido silencioso, arrastrando mantones,
arrastrando bordones y arrastrando sonrisas
de andaluces que fueron de tu voz el destino,
de tus manos las notas y requiebro de brisas...

La guitarra se calla, y se calla tu pueblo, 
y se calla tu gente, se estremece tu cielo,
se estremecen tus mares, y suspiran las lunas,
y se cierran tus ojos y se agotan las fuentes.