8 feb. 2013

RESUMEN DE "LAS MANECILLAS DEL RELOJ"...

Alguien hoy me dijo que, igual era buena idea, publicar los resuménes que se hicieron para confeccionar el bookthriller que hizo Pedro Fernández sobre "Las manecillas del reloj". Para que se vea como se va desglosando una novela, sacandole las entrañas, lo que puede resumirla. Y he pensado que estaría bien que lo vieráis. Asi que os dejo los textos que creí interesantes para resumir toda una vida y toda una historia. Espero que os guste.


1.- Una mujer hecha a si misma, sin títulos universitarios, sin avales ajenos, sin padrinos detrás. Años de esfuerzo y lucha. Sola, con su hija, cuando decidió que su historia con Adrián no tenía ningún sentido, que no quería seguir empeñada en que todo estaría bien el resto de su vida, cuando sabía que no era así. Viviendo situaciones insostenibles, infidelidades narradas, contadas y conocidas siempre.

2.- Su vida estaba llena de recuerdos. Pensó que quizás la naturaleza le había regalado aquella capacidad inmensa de memoria para que retuviera recuerdos, porque el destino había decidido que era lo único que iba a poseer: recuerdos. De eso tendría que vivir, alimentarse y nutrirse toda su vida.

3.- “— Después de todo he aprendido que no importa cuánto huyas, el destino te encontrará. Llevo dieciséis años divorciada, tengo una hija de veinte años, he tenido dos relaciones en mi vida, voy a cumplir cuarenta y ocho años. Tengo una profesión que me ha permitido vivir decentemente, y además conocer a infinidad de gente, viajar a lugares a los que jamás soñé que iría. Me han invitado a cenar miles de veces, a tomar la última copa en una suite de lujo otras miles. Nunca pensé que pudiera pasarme esto no quiero analizarlo por que si lo hago voy a llegar a conclusiones que igual no me gustan”.

4.- Es fácil para la gente juzgar cuando no conocen el sufrimiento…somos muy ligeros a la hora de criticar vidas ajenas, yo también lo habré sido en algún momento de mi vida. Luego ella se encarga de ir poniéndote pruebas, de hacerte ver que todo tiene matices, distintas versiones, la montaña tiene muchas subidas y muchas bajadas, si tu subida fue fácil alégrate por ello, pero no critiques a quien llegó más tarde, puede que su subida estuviera llena de dificultades…

5.- Hay historias que nadie las desea, nadie las busca, sería de locos buscarlas, historias que te golpean en el alma y te arruinan la vida, al menos, la vida tranquila en la que podrías vivir si, ese hachazo, no te hubiera puesto por delante una historia imposible, sin futuro, llena solo de mensajes y de recuerdos, pero sobre todo de ausencia…no juzguéis nunca, porque, detrás de esa persona a la que juzgáis, puede haber una tristeza tan grande que no la deje vivir.

6.- “—Olvidé la libertad que le entregué, la confianza que se ganó a pulso, olvidé los momentos de llanto y los gritos a través del teléfono…olvidé que yo estaba a su lado porque teníamos un amor maduro, y el amor maduro simplemente ama, no se cuestiona tanto, no duda, no desconfía y por supuesto, no se posee, solo se entrega…que nadie me juzgue, porque nadie sabe lo que yo he sufrido, callado y soportado”.

7.- “—He tenido motivos para odiarle y le amé por encima de todos…”.

8.- “—La vida se me ha ido en esperas y en mensajes, y ahora quiero tener a alguien que me despierte con tranquilidad…”
9.- “—Es el final, Miguel, por mí te tendría siempre a mi lado, viéndote cada día, pero sé que no debe de ser así. Nuestro tiempo pasó, y tú me enseñaste que los ciclos se cierran y yo debo de cerrar éste”.

10.- “—Creo que me he enamorado, no perdidamente, porque ya no tengo edad pero sí con la tranquilidad de quien ha aprendido que la vida es un suspiro, que no hay que buscar grandes pasiones, porque, seguramente, una gran pasión solo llega una vez en la vida…yo viví la mía, ahora me toca amar distinto, más calmada, más tolerante, menos exigente, más comprensiva…sin dramatismos, sin desgarros”.

11.- No era culpable. Durante años vivió para un amor, durante dos de aquellos años esperó un milagro. La vida se saltaba escalones, primero el luto y luego otra vez la vida ¡No! Primero iba a vivir porque no sabía cuándo tendría que volver a vivir un luto y eso podía suceder mañana mismo.

12.- “– Le quise como a un hermano, y él me dejó amplio camino sin tiempos, para que fuera la vida quién decidiera cómo caminarlos y cuándo…y creo que es hora de darle las gracias por su generosidad y comenzar a caminar juntos.

UN RECUERDO PARA MIS AMIGOS...

Fue de esas cosas que surgen, ni siquiera sé cuándo sucedió. Un buen día descubrimos que no podíamos pasar la una sin la otra. Nos pasábamos los ratos charlando, riéndonos, comentando clases, cuchicheando sobre chicos. Compartiamos fines de semana con nuestros novietes, amigos ellos también, compañeros los cuatro, risas perdidas en algún lugar especial. Paseos, bromas, llantos, todo eso que va consolidando la amistad. El no estar de acuerdo con tus decisiones, el respetarlas, el reñirte, el "no seas tonta"...y el hombro sobre el que se llora, los ojos que lloran contigo cuando un sueño se termina, aun sabiendo que era el mejor de los sueños.

La amistad es el único lazo de unión voluntario, la familia te viene anexa, te viene en el pax, los hijos no se escogen, te llegan, cada uno de una manera, una generación distinta, el amor puede terminar, no es eterno casi nunca.... La amistad si. La amistad la escoges tú, la cuidas, la abandonas si no te interesa, la mimas, la mantienes, la amistad crea lazos fuertes de complicidades varias, de saber leer en una mirada y entender un gesto. Mi vida es rica. Ahora, después de vivir ayer unos momentos especiales, llegué a la conclusión de que mis afectos son fuertes, los he hecho fuertes yo y los que decidieron que así sería. Soy afortunada. Hay quien dice que los buenos amigos se cuentan con los dedos de una mano... No... yo, por suerte, necesito las dos... Y la vida se encargó de demostrarme que es verdad...

Momentos duros, de esos que tambalean tu vida. En los que lloras y te abrazan...y están. Y en los buenos momentos, en los que necesitas que estén, en los que llamas y dices "Necesito mirar y que estés enfrente", y se colocan justo en el lugar hacia el que tú mirarás.

Hoy mi canto es para la amistad. Para esa que, no necesita que les vea a diario, sé que existen. La amistad es como el amor, es un sentimiento, con los sentimientos no hace falta palparlos solo saberlos ciertos. Anoche, volviendo de un día especial, hablaba con mi marido de los amigos, no podría nombrarlos a todos, o quizás sí, podría, puedo, porque són. Pero sé que necesitaría las dos manos... yo no puedo decir eso de que los amigos, los buenos, son escasos.

CONCLUSION

Mi abuela decía que quien siembra recoge... no siempre, a veces sembramos y la cosecha se pierde por una granizada o una sequía. Pero seguro que, si no siembras no recoges... Yo no sé si sembré, pero he recogido, y me gusta mucho mi cosecha, es rica, es de calidad y es la que alimenta mi vida, porque he crecido con esa cosecha, y ahora que llegó la hora de contar batallitas al calor del brasero, sé que mi cosecha ha sido la mejor de la temporada... A seguir con mi día, que es completito... Buenos días, que vuestras cosechas hayan sido también voluminosas y de buena calidad...