13 feb. 2013

LOS MOVILES... ¡¡¡ESOS COTILLAS TRAIDORES!!!

Hablaba yo esta mañana con una amiga, con unas risas, con unas coincidencias, con una mosca en la oreja y con alguna guasa... de los móviles. Esos artefactos o artilugios que, son totalmente intimos, pero que actualmente, gracias a ellos y a que la tecnología falla, nos "chivatean" algunas cosas. El mejor invento creado es el whatsapp, (volvemos a la dichosa palabreja), y lo mejor, tener en la lista de amigos y amigas a las amigas y amigos de tu pareja, a esos intimos, cordiales, educados, complices, que, por sorpresa, descubres que terminan sus conexiones a la mismita hora que tu subsodicha pareja. Y comienza el desvelo "Lo he pillado", llegas a creertelo, porque hay coincidencias muy habituales, y como una no es tonta, conoce el percal, conoce el ganado y conoce el pasado, pues la mosca se te posa en la oreja y se ríe dentro de la misma "Si ya lo sabías" te susurra, y tú te lo crees.
Y luego estan los sms, esos que, como el teléfono sea un poco sensible, no sabes adónde van a ir a parar, porque tú le das al contacto, pero como no te asegures, y en el último momento des un toquecito, te salta a otro y se puede liar parda, que diría alguién. A mí me pasó. Tranquila estaba yo, en familia, cuando me llegó un sms, de esos que lees, pones la cara un poco rara, piensas que eso a que viene, ves el remitente, abres los ojos como platos, vuelves a leerlo y sueltas "No puede ser", lo sueltas en voz alta, porque te traiciona el subconsciente, ese que también va a su bola. Yo sabía que no era para mí, pero la moral te la sube, ¡vaya que si te la sube!... y sonríes con malicia mientras contestas que se han equivocado, que vas a reenviar y que ya te contaran más detenidamente.
Todas (digo todas y creo que no me equivoco) vigilamos los whatsapp, vigilamos las horas de conexión, atamos cabos, fruncimos los labios, planeamos venganzas, nos dan ganas de enviar un mensaje a la prójima en cuestión que diga "Sé lo que estás intentando hacer, bruja", no lo haces porque te resguardas en tu dignidad, porque eso de "Te pillé", si te lo callas y no lo aireas, como que te hace entretejer una mejor venganza.
¡Que útiles son los móviles!, avisamos a la grúa en una avería, pedimos cita para el médico, nos envian sms cuando nuestro hijo falta a clase... y nos enteramos de cosas que no deberíamos, porque, o nos falla la tecnica, o nos falla la memoria, y olvidamos borrar un sms comprometido, que luego tienes que explicar, mintiendo como un bellaco, avisando a la interesada a horas intespectivas... Pero que útiles son los móviles. Porque después de todo esto, aunque hagamos que nos lo creemos, seguiremos espiando, porque sabemos que, hay cosas que, si sumamos dos y dos, siempre nos dará cuatro, nos pongamos como nos pongamos.

CONCLUSION

Le decía yo a mi amiga esta mañana que no pensara mal, que podía ser coincidencia, pero, también es verdad que, a la hora de colaborar se colabora, todo sea porque, una mujer tranquila, una mujer vengada, es mucho más feliz. Y mientras se amasa la venganza una como que se va sintiendo mejor... Y a pesar de todo, sigo pensando, ¡que útiles son los móviles!... porque es verdad, porque son traidores, cotillas, chismosos, pero son una fuente inagotable de información... y eso que, se supone, son íntimos, personales, intransferibles y de propiedad privada... Buen almuerzo, a recoger a mi enano... que ese todavía no me puede avisar por móvil....