18 jun. 2013

NO PIENSES, NO EXISTES... (poesía triste para un alma amarilla).

Los labios que niegan lo que el alma siente,
los ojos que lloran por tenerte ausente,
los silencios tristes, las horas mojadas
en llanto...cuajadas de horas... las horas pasadas.
No pienses, no existes, eres ilusión, eres fantasía.
...eres su pasión, aunque no lo diga,
no puede decirlo, no puede contarlo,
vive entre silencios y vive entre llantos.
Pero eres amada, ¡tanto, tanto, tanto!

No pienses, no existes... pero serás siempre,
tú eres la eterna causa de su risa,
la eterna mirada perdida,
tú eres esa estrella por la que suspira,
cuando nadie mira, cuando nadie observa,
cuando escala el muro cuajado de hiedra,
tú eres el perfume que aspira lejano,
y eres su deseo, el más deseado,
... y calla, y sonríe, y oculta su rostro
cuando te recuerda clavada en sus ojos.

Eres la ternura con la que despierta,
eres la pasión con la que se acuesta,
invisible siempre, y siempre presente,
presente en sus manos, presente en su mente,
eres la princesa del cuento perfecto,
eres la locura de su pensamiento.

 No pienses, no existes...
eres su consuelo cuando te recuerda,
bálsamo que calma con manos de seda,
eres el volcán que rompe la tierra,
eres quien le espera y le desespera.
Piensa, porque existes, eres verdadera,
tú eres real, él te hizo quimera,
te querrá cerrados los ojos, quieto el corazón,
helado el aliento,
bajo tierra inerte quedará su cuerpo,
y te seguirá amando por siempre,
en la vida eterna y hasta en el infierno...

No pienses, no existes...
eres tan real, te siente tan lejos,
que solo pensarte le hace vivir triste.-