6 nov. 2013

CON PALABRAS SERENAS.... (Poesía)

Déjame hablarte de tardes serenas,
de la soledad del alma cuando tu te callas,
de la tristeza que dejas entre mis rincones,
de la melancolía que dejaron tus palabras.
Déjame hablarte con silencios de mi boca,
con miradas de mis ojos y caricias escondidas,
déjame que grite lo que callo desde entonces,
lo que no se puede pregonar por las esquinas.
Déjame que viva el viento, que su vaivén me llene,
que ocupe la oquedad de mis entrañas,
que doble mi dolor y me haga daño,
para saber del rencor cuando te marchas.

Quiero proclamar la ley de la miseria,
la ley del abandono con que pagas,
el estado de sitio, el estado de guerra,
la muerte silenciosa que me acosa y me llama
cuando tú me abandonas,
cuando tú me desprecias,
cuando ignoras mis llantos,
cuando ríes mis lamentos,
la ira contenida entre juncos de río,
entre lunas de sangre,
entre mares dormidos.
Quiero hablarte con palabras serenas,
con el corazón roto por golpes de tu lanza,
hablarte entre susurros de ausencias contenidas,
de risas de bufones, de bailes y de máscaras;
de noches entregada a cuerpos muy lejanos,
pensando que es el tuyo el que yace en la cama,
el que roza mis piernas, el que besa mis hombros,
el que muerde mi nuca y acaricia mi espalda.

Déjame hablarte de mi dolor a solas,
de mi placer a solas,
de mi oculto deseo,
de mis ansias prohibidas,
de mis noches en vela,
de mis barcas varadas,
de mis olas calmadas.
Déjame hablarte con palabras serenas
de mis días sin rumbo y de muertes pedidas.