19 nov. 2013

GUARDO... (Poesía)

Guardo en mis ojos la luz de tus minutos,
el brillo de tu día y el silencio de tus noches,
el sabor de tu boca, los caminos olvidados,
el sonido del agua, el verde de los bosques;
guardo el tiempo pasado entre tus brazos,
los besos entregados a destiempo,
las risas de las bocas de dos niños
que supieron que jamás tendrían ya miedo.
La mano que enlazó aquella mano
que dejaba su rastro entre los vientos;
guardo el recuerdo de una noche ida,
guardo la luz del rayo, el sonido del trueno.

Te guardo entre los pliegues de mi cuerpo,
encerré tu memoria en mi memoria,
me hice caminante en tu sendero,
bebí el agua que brotaba de tu boca.

Guardé la calidez de tus abrazos
el aroma de tu piel y sus sabores,
y me hice mar y me hice cielo
y me hice barro.

Guardo la mañana eterna, guardo la tarde,
las horas que marcaban tu deseo,
el susurro de palabras en mi oído,
tu lengua paseando por mi cuello.

Guardo la calma y la ira sostenida
en segundos, la tristeza en horas,
la nostalgía en lánguidos minutos,
la esperanza entre mis labios y tu boca.