14 feb. 2014

DESAMOR... (Día de San Valentín. Carta de la desilusión)

Esta mañana no fue distinta. Una más, de esas en que desperté y le vi a mi lado, como siempre. Y hoy es catorce de febrero, ese Santo especial que regala flores, y joyas, y bombones, que comparte cenas y en que te besan distinto... o eso dicen. Creo que debe de ser verdad porque hubo un tiempo en que también yo disfruté de un papel plateado envolviendo una cajita. Yo fui feliz en aquel tramo de mi vida, cuando todavía pensaba que me quería, ya no lo pienso, ni siquiera me lo pregunto... Me ha dado pena estos días, esa tristeza agotadora que te recorre cuando por una casualidad coincides con otras mujeres en esa tienda en dónde buscan un regalo... Yo ya no regalo, he olvidado la última vez que compré un detalle, olvidé el año, sí que recuerdo que fue la primera vez que no tuve el del trueque normal de este día. Sé que no me quiere, lo sé desde hace tiempo, desde que le descubrí mirando ensimismado en alguna dirección que no era la de mis ojos. Sé que ama a otra, y tal vez ella tampoco tenga un paquete plateado ni una joya ni unas flores, quizás no pueda tener regalos, pero sí tendrá un "te quiero" que él sí le dirá sintiéndolo, convencido de que así es. Hace mucho que no me dice un"te amo", nunca dice te amo, sólo repite mis palabras... Hoy es San Valentín, el día del desamor, el día de los "hay que cumplir", me pregunto cuántas mujeres recibirán un regalo sólo porque la fecha lo requiere, porque si no lo reciben habrá enfados y ellos, los varones, quieren evitar escenas de histéria porque no hubo "pago a San Valentín"... Yo ya no me enfado. No quiero un regalo sólo porque es la norma, porque es lo que se espera... El año tiene tantos días como hojas un árbol en primavera, tiene fechas que deberían de ser inolvidables: el primer encuentro, el primer beso, la primera vez que se hizo el amor, el primer baile, el primer momento en que un abrazo selló el infinito mundo de dos... huimos de esos pequeños detalles y hemos dejado que nos recuerden un día cualquiera, general y generalizado, un día común para todos los mortales, el día en que todos los mortales tienen que saquear floristerías, perfumerías, joyerías, y reservar mesa en un restaurante, porque así lo decidieron otros... Yo ya no... A mí lo que me gustaría sería que él recordara el día de nuestro primer beso, pero estoy segura de que tampoco lo recuerda, ni la primera vez que hicimos el amor, ni el día en que me pidió salir juntos... Y estoy segura de que sí recuerda cuándo vivió todo eso con ella... Lo sé... Las mujeres tenemos un sexto sentido, eso dicen. Ellos no hablan, ellos niegan, ellos esconden, pero nosotras sabemos; mil detalles, aunque me llevara a cenar, aunque él me regalara el mundo envuelto en un papel plateado hermoso y atado con un gran lazo rojo, a pesar de todo eso yo sabría que él no me ama... Hemos adquirido la capacidad de dar valor a lo que sólo tiene precio... ¡cómo me gustaría ser ella!... La que hoy, de alguna manera que él buscará, recibirá ese "te quiero" que no se puede comprar, que sólo vive en el corazón enamorado de un hombre que ya no ama y que daría un mundo por poder dar marcha atrás... No me importa, sé que llegó el desamor, tal vez nunca me quiso, porque he llegado a la conclusión que los grandes amores, cuando son ciertos aman siempre... así pues el mío no lo era, porque él dejó de amarme. Sencillamente está atado a mí, porque por algún motivo que desconozco decidió que así debía de ser. Le he preguntado mil veces si hay otra, me lo niega siempre, le he preguntado mil veces si me quiere, siempre me dice que sí, y yo sé que miente, desvía la mirada, no centra sus ojos en los míos, le cuesta sonreír cuando lo dice... siempre lo dice porque yo le pregunto, nunca sale de su boca de forma espontánea...
Hoy me levanté, le vi a mi lado y supe del desamor... y fui consciente de que hoy muchas mujeres no tendrán consciencia de que no las aman sólo por el hecho de que tendrán un regalo y las llevarán a cenar, no tendrán consciencia de que si miran a los ojos descubrirán que se fue el mundo que tenían enfrente... Hoy fui consciente de que, lamentablemente, "la otra", la que está de más, soy yo...

 http://www.youtube.com/watch?v=sLNhGccpnBA