20 feb. 2014

ME HICE FUERTE... (Poesía)

Me hice fuerte al golpe de los vientos,
con lluvias y con palabras que arrugaron mi alma,
me hice fuerte con la crueldad de tus silencios,
con la dureza ruin de tus palabras;
me hice fuerte y lloré la sangre de mis venas,
lloré mis noches, lloré mis madrugadas,
lloré mis esperas, lloré mis penas,
lloré sin tregua hasta quedar saciada
del dolor de tus reproches, de tus iras,
de la indiferencia mezquina de miradas
que llenaron mis rincones de tristezas,
que dejaron mis manos desoladas.

Vacías manos, boca sin murmullos,
labios sin besos, pies sin caminos,
nada de esperanza.


Me hice fuerte apretando puños,
apretando dientes, mordiéndome la lengua;
palabras que no dije, caricias que no tuve,
gritos agolpados rompiendo mi cabeza;
me hice fuerte y decidí vestirme
de azahar de naranjos, de rosas perfumadas,
abrir el estigma de mis manos vacías,
dejar de entregar lo que no reclamabas;
y esparcí por el aire la risa de jardines,
el lícor de mi cáliz, mis años y mis ganas,
decidí batir mis alas y levantar mi vuelo,
y huir de ese amor que tu me racionabas.

Alas que me llevaron lejos, alas blancas,
nubes de firmamentos que cubrieron de olvido
tu cobardía y tu desgana.

Me hice fuerte, tan fuerte que sonrío,
tan fuerte que respiro, tan fuerte que me invento,
me hice fuerte, tan fuerte como el río,
tan fuerte como el junco, fuerte como el almendro;
me hice aurora boreal, me hice amanecer,
me hice firmamento.

Y he dejado de recordar tus iras, de recordar tus gritos...
y supe que me extrañas ahora que estoy lejos.-